Axor Hoteles y su restaurante han preparado una carta para entrar en calor

Platos preparados con mimo y a precios ajustados que combinan productos calóricos con suaves texturas, ideales para esta época del año


AXOR Hoteles (Madrid) y su restaurante, el Mirage, ponen a disposición, tanto de sus huéspedes como de los amantes de la buena cocina en general, una carta especial para los meses de otoño e invierno con platos calientes y suculentos a precios muy ajustados. Una relación calidad-precio acorde con los tiempos actuales sin perder calidad ni la tendencia ‘fusión’ que caracteriza al chef Gioberth Arata.
 
Platos para compartir, entrantes, pescados y carnes preparados con mimo, combinando las últimas tendencias gastronómicas con ingredientes ‘de toda la vida’ que dan forma a la nueva carta de otoño-invierno del restaurante Mirage.
 
El establecimiento, que da servicio a los dos hoteles del Grupo AXOR, el AXOR Feria y el AXOR Barajas,aclimata su oferta gastronómica al frío y la lluvia que predominan en Madrid en estas fechas, presentando platos copiosos e intensos sin llegar a la opulencia, pero sin olvidar los precios que han asentado al Grupo como un referente del binomio calidad-precio. Desde aproximadamente 44 euros, IVA incluido, pueden degustar dos personas una deliciosa comida compuesta por dos primeros y dos segundos.
 

Y es que a los más delicados y perfeccionistas paladares les esperan platos como:

Raviolis de salmón rellenos de mascarpone y sus huevas; Langostinos en tempura con salsa agridulce; Sopa de marisco al aroma de hinojo; Bacalao gratinado con salsa de cava; Rodaballo al Chardonnay con pasas y orejones; Confit de pato con salsa de frutos rojos y pera o Solomillo en salsa de mostaza y miel con puré de zanahoria, entre otros platos.
 
Una explosión de sabores, de dulces con salados, de frutas con carnes, de espumosos con pescados, de pastas con combinaciones originales y otros alicientes que conforman una carta moderna, suculenta y suave al mismo tiempo ideal para celebraciones familiares, para cenas de empresa o para una velada romántica acompañados de una decoración minimalista única en la zona y de un servicio personalizado.